Apadrinamiento de 500 niños
Ruanda
Aunque han transcurrido más de 20 años desde el genocidio de Ruanda, el país africano todavía vive bajo los estragos del terrible suceso que en 1994 dejaba casi 1 millón de muertos. Las provincias del este ruandés, las más pobladas de la nación, son una de las zonas más pobres del país, y una de las que mayor número de huérfanos, viudas y familias viviendo al límite del umbral de la supervivencia registran.
 
Desde 2007, la Fundación Netri colabora con la ONG Trust and Care con el objetivo de mejorar la situación de la región por la vía educativa. Pese a que en Ruanda la enseñanza primaria es obligatoria y gratuita, muchos niños y niños no acuden a la escuela. A raíz de eso, tampoco acudirán más tarde a la secundaria, que sí tiene un coste. Los motivos de este fenómeno tienen relación con la falta de recursos de sus familias que no pueden cubrir las necesidades sanitarias y alimenticias de los niños y niñas, ni tampoco pagar el material escolar.
 
Es por estos motivos que los objetivos del proyecto se centran en cuatro aspectos fundamentales:
  • Proporcionar material escolar como por ejemplo libretas y lápices, a 50 alumnos de primaria, así como material escolar y pago de las tasas escolares a 450 alumnos de secundaria.
  • Formar a los asistentes sociales en nutrición (la importancia de una dieta equilibrada para combatir la malnutrición y cómo sacar el máximo partido de los recursos limitados para conseguirlo) y salud (prevención de sida, malaria, tuberculosis, etc.)
  • Inscribir a todos los beneficiarios en el equivalente a la seguridad social (“mutuelle de santé”) a través de la cual pueden, en cualquier centro de salud público, recibir gratuitamente cualquier servicio de salud que necesiten, incluida la vacunación.
  • Proveer a los niños de unos tutores que les harán un seguimiento constante a la vez que actuarán de guías y consejeros.