Programa nutricional
Distrito de Ibo, Cabo Delgado, Mozambique
El índice de mortalidad infantil en Mozambique dista mucho del que encontramos en países, por ejemplo, europeos. En la nación africana, mueren más de 70 de cada 1.000 niños, mientras que, en países como Alemania, esa cifra apenas supera los 3 por 1.000. En Mozambique la mitad de las muertes de niños y niñas se producen en la franja de edad de los 0 a los 5. Malaria, infecciones respiratorias y la diarrea aguda son las tres principales causas de esas defunciones, pero el mayor detonante de las muertes se produce por la malnutrición de los más pequeños. Es decir, mejorando o facilitando la alimentación a esos menores, sería posible salvaguardar miles de vidas.
 
La donación de la Fundación Netri se focaliza en mejorar las condiciones alimenticias de los niños de 0 a 5 años de las islas del distrito de Ibo. De este modo, se ofrecen suplementos nutricionales a los niños que tienen bajo peso y están en riesgo, pero al mismo tiempo se hace un control de las mujeres embarazadas y se da formación en materia alimenticia y nutricional tanto a la población local como a los profesionales médicos.
 
Los objetivos fundamentales del proyecto son los siguientes:
  • Disponer de protocolos eficaces de tratamiento para administrar directamente en el caso de malnutriciones moderadas o para derivar al Centro de Salud de la isla en el caso de malnutriciones severas.
  • Desarrollar programas de vigilancia y seguimiento antropométrico sobre la totalidad de los menores de cinco años y de las mujeres embarazadas, previniendo así los casos de malnutrición originados en alto porcentaje por los nacimientos de bajo peso.
  • Mejorar la formación y sensibilización de la población en cuanto a los hábitos alimenticios, trabajando principalmente con las mujeres en edad reproductiva y los profesionales asistenciales, sin olvidar a los padres y las familias alargadas que rodean el niño.
Entre 2010 y 2014 la Fundación IBO ha conseguido reducir en 20 puntos (del 32% al 12%) la tasa de nacimientos con bajo peso, lo cual está directamente correlacionado con haber conseguido que la tasa de desnutrición infantil en menores de cinco años haya sido del 24% en 2013 y del 16% en 2014.
 
5.726 personas son las beneficiarias del proyecto.