Construcción de 14 viviendas
Andhra Pradesh, India
El proyecto consiste en la construcción de 14 viviendas en el pueblo de Hanumanthanahalli, en el área de Bolla, en la región de Madakasira.
 
En la India, tanto la comunidad de los intocables como los grupos tribales, sectores empobrecidos y otras castas discriminadas socialmente viven en cabañas alejadas de las castas altas y apartadas de los escasos servicios públicos ofrecidos por el gobierno. Su situación dentro del esquema social les obliga siempre a estar un paso atrás respecto a las demás castas, por lo que suelen vivir al lado de las carreteras, y en condiciones muy poco favorables. Con la idea de hacer frente a esta situación, se realiza este proyecto de construcción de viviendas, para conseguir así dignificar y mejorar la calidad de vida de todas estas personas.
 
El proyecto consiste en la construcción de una colonia de viviendas que reúnan las condiciones necesarias de salubridad, higiene y seguridad para todos los beneficiarios. Dichas viviendas, construidas con la colaboración de toda la comunidad beneficiaria, representan un antes y un después para sus inquilinos, puesto que suponen un resguardo eficaz ante las lluvias monzónicas de los meses de junio a octubre, un refugio frente el intenso calor de las épocas premonzónicas gracias al porche del que disponen, y una protección contra las picaduras de animales peligrosos como serpientes y escorpiones.
 
Es importante señalar que el poseer una vivienda digna influye en gran manera en la autoestima de los beneficiarios y contribuye a incrementar su sentimiento de pertenencia a una comunidad. Como consecuencia de todo ello crece su implicación en las tareas cotidianas, lo que significa que las familias adquieren el compromiso de llevar a sus hijos e hijas a la escuela, acuden a los servicios sanitarios sin miedo y en definitiva, mejoran su calidad de vida.
 
Las viviendas que se construyen se adecuan a las costumbres y a  los materiales disponibles en la zona. Así, tanto el tamaño como la forma de construcción quedan en armonía con su entorno.
 
Se trata de casas sencillas con dos estancias interiores. Una sala que hace las veces de cocina con espacio para guardar los víveres y los utensilios para cocinar y otra sala que se utiliza como salón y habitación.
 
Todas las casas cuentas con un porche elevado, protegido por una cubierta. También disponen de cuarto de baño y espacio para la ducha.