Inversión de impacto social
Filipinas
KFI les ofrece a los agricultores filipinos de la región de Mindanao un programa exhaustivo para cultivar y vender cacao. KFI proporciona las plantas de semillero y una asistencia técnica continua en aras de contribuir a que los agricultores puedan cultivar un cacao de más alta calidad y conseguir, en consecuencia, unos mayores rendimientos de su actividad. Asimismo, brinda acceso a subvenciones y financiación de diversos organismos gubernamentales y entidades bancarias rurales, para que los agricultores puedan adquirir los insumos necesarios e invertir en sus plantaciones. KFI estipula contratos de compraventa con los agricultores, para adquirir su cacao a un importe mínimo del 70 % de su precio en el mercado mundial. 

Lógica de la inversión:
En Filipinas, unos 12 millones de personas trabajan en el sector primario, y se estima que más del 35 % viven por debajo del umbral de la pobreza del país. Muchos agricultores no pueden acceder o permitirse insumos agrícolas de calidad ni la formación necesaria para mejorar la productividad. Tal extremo redunda en un bajo rendimiento anual y en la perpetuación del ciclo de la pobreza en millones de hogares rurales.

El principal negocio de KFI es el comercio de cacao, en su calidad de proveedor global de compañías alimentarias y de procesamiento de chocolate. Su objetivo no es otro que hacer crecer este sector en Filipinas, por lo que, con la ayuda de Mars, uno de sus principales clientes, establecieron la iniciativa Kennemer Cacao Growership Program, destinada a dotar a los agricultores de la formación y la capacitación oportunas. 

El objetivo es aumentar el rendimiento de los agricultores hasta de una a dos toneladas métricas por hectárea, cuando la media actualmente se sitúa en Filipinas en 0,5 toneladas métricas por hectárea. A cinco años vista, dicha mejora debería granjearles a los agricultores unos ingresos multiplicados por dos o incluso por cuatro, a partir de sus ingresos actuales por la venta del cacao, que ascienden a 900 dólares estadounidenses al año.

Medición del impacto:
Para KFI, los parámetros de impacto que supervisamos son:
  • El número de agricultores participantes 
  • Los ingresos adicionales generados al año para dichos agricultores
Impacto esperado de esta inversión:
A lo largo de los próximos cinco años, KFI espera cosechar un incremento sustancial en el número de agricultores participantes —en una horquilla de 15 000 a 22 000—. Habida cuenta de estas proyecciones, el préstamo proporcionado por Netri debería brindarles la oportunidad de doblar sus ingresos, como mínimo, a unos 500-700 agricultores a lo largo de dicho período.