Construcción de 20 pozos de agua
Tigray, Etiopía
La región del Tigray, situada al norte de Etiopía, tiene una población de unos 4,8 millones de habitantes, pero tan solo el 39% tiene acceso a agua potable y salubre.

El acceso al agua potable en las zonas de Seharti Samre y Mai Adrasha de dicha región se encuentra en unos niveles alarmantemente bajos. La mayoría de las familias en el Tigray consume agua de arroyos y estanques que se encuentran fuera de todo control. Dado que las encargadas de ir a buscar agua son sobre todo las mujeres, muchas mujeres y niñas del Tigray tienen que desplazarse grandes distancias para buscar agua sucia, con lo que tienen que desatender sus tareas y no pueden ir a la escuela.

La falta de acceso al agua potable y segura es la causa del 80% de las enfermedades en las zonas rurales de Etiopía, siendo las enfermedades transmitidas por el agua la principal causa de los elevados índices de mortandad infantil en el país. Otros problemas frecuentes de salud como la diarrea, los parásitos intestinales, las infecciones cutáneas y la disentería se pueden prevenir con un adecuado suministro de agua.

Se espera que este programa tenga el siguiente impacto:
  • Agua limpia y segura para unas 4.700 personas en las zonas de Seharti Samre y Mai Adrasha (agua disponible a una distancia de 1,5 Km o unos 30 minutos a pie).
  • Formación de unos Comités de Higiene, Saneamiento y Agua dirigidos por los propios miembros de la comunidad que han recibido formación en gestión del agua y con conocimientos sobre mantenimiento de los recursos hídricos. 
  • Reducción de las enfermedades gracias al consumo de agua limpia, lo cual también contribuye a reducir los costes de los gastos médicos y a aumentar la autoestima de la comunidad.