Microcréditos

A finales de 2006, la Fundación Netri empezó su actividad con un claro objetivo: utilizar los microcréditos como una herramienta y un elemento catalizador del cambio en la lucha contra la pobreza. Acentuamos nuestros esfuerzos en las comunidades rurales y en los grupos con mayores dificultades de acceso al crédito en los países en vías de desarrollo más pobres del mundo, en los cuales se estima hasta el 80-90% de la población no tienen acceso al trabajo formal y han de recurrir al autoempleo. El microcrédito se convierta en una herramienta muy útil para conseguir ingresos mediante el autoempleo.

El término «microcrédito» es muy amplio. Puede significar tanto un préstamo de 100 € como otro de 3000 €. La Fundación Netri se dedica a apoyar a las instituciones de microfinanzas (IMF), dedicadas a la concesión de préstamos de escasa cuantía. El importe medio de los micropréstamos concedidos desde que comenzamos nuestras actividades es de 607 €. Con estos préstamos, pretendemos activar la economía local y romper el círculo vicioso de la pobreza a partir de la participación de los más desfavorecidos en la vida económica de su comunidad.

Hemos sido testigos de un cambio de tendencia, ya que durante los primeros años nuestras actividades hacían hincapié, sobre todo, en facilitar garantías a las IMF para que, a su vez, las entidades bancarias locales estuvieran dispuestas a concederles a éstas préstamos en la moneda local. En la mayoría de los países, las instituciones bancarias locales mostraban generalmente reticencias a financiar a las IMF, así que dichas garantías actuaron como elemento catalizador para estimular el crédito en la zona. Dichas garantías conseguían también un efecto de apalancamiento muy positivo, habida cuenta de que los bancos locales estaban dispuestos a prestar importes superiores al nominal de dichas garantías, en razón de su denominación en dólares o euros. En los primeros tres años de operaciones, el apalancamiento de cada 1 € que aportamos en concepto de garantía desembocó en la concesión de un préstamo a las IMF de 1,5 € en la moneda local.


En fechas más recientes, las IMF locales han ido encontrando cada vez más facilidades para obtener préstamos en la moneda local, por lo que se ha disminuido la necesidad de las garantías mencionadas. Por este motivo, en la actualidad nos centramos en proporcionar préstamos directos a instituciones que se hayan preocupado por innovar su oferta de crédito e introducir servicios adicionales, como unos productos de ahorro y de microseguro optimizados para sus clientes. Nuestro beneficiario objetivo vive en un mundo de ganancias estacionales o marcadas por la imprevisibilidad, necesitando por ende productos personalizados, así como una amplia gama de servicios financieros encaminados a apoyar su modo de vida, gestionar sus necesidades financieras domésticas y dar respuesta a posibles emergencias.

Para la Fundación Netri, otra área de atención es apoyar a las IMF con un sólido compromiso con la mejora de la formación financiera y que respalden íntegramente los principios de protección al cliente, como se expone en The Smart Campaign.

Impacto social

Recientes estudios empíricos, realizados a menudo con la intervención de ensayos controlados y aleatorizados, confirman que el acceso al crédito y a otros servicios financieros tiene una repercusión positiva en el desarrollo económico, puesto que estimula la creación de nuevas empresas y beneficia a las microempresas ya existentes. No obstante, los resultados no hablan con tanta claridad en lo que se refiere a si los microcréditos conllevan una mejora continua de la rentabilidad de dichos negocios.

Dichos estudios revelan que la mayor libertad otorgada a los hogares para administrar y normalizar sus necesidades de consumo y para dar respuesta a imprevistos y emergencias genera un impacto y una sensación de bienestar muy positivos.

A partir de estos estudios, puede decirse que el acceso al sector financiero por parte de los más pobres podría no suscitar la milagrosa trasformación que algunos proclaman, pero, desde luego, ha desacreditado las acusaciones surgidas tras la crisis del microcrédito de 2010 en la India, según las cuales dicho sistema podría ser potencialmente perjudicial para las comunidades y no sacar a las personas de su situación de pobreza.

Consulte nuestro apartado de resultados para acceder a más detalles acerca de nuestro impacto social.

Para más detalles sobre estos estudios sobre el impacto social y sus correspondientes resultados, puede consultar:

http://www.cgap.org/publications/financial-inclusion-and-development-recent-impact-evidence

http://www.povertyactionlab.org/publication/where-credit-is-due