Todas las donaciones a la fundación se destinan íntegramente a proyectos concretos. Los pocos costes administrativos existentes son financiados con capital de la propia fundación aportado por el patronato.